Artículos Blog

La importancia de nuestra Visión al conducir

La importancia de nuestra Visión al conducir

Conducir

¿Sabía que el 90% de la información que necesitamos para conducir la recibimos a través de nuestra vista? Mientras se conduce la visión es esencial ya que se adapta rápidamente a un entorno que por la velocidad cambia más rápido que en condiciones normales.

Si a esto se le añade algún problema ocular, el resultado es el descenso en la seguridad del automovilista. Sin embargo, aún hoy un automovilista de cada 3 podría ver mejor, pero lo ignora, así como uno de cada 20 ve muy mal y también lo ignora.

Para una buena conducción se necesita:

  • Percibir con precisión todos los elementos que intervienen en el tráfico.
  • Conseguir una interpretación adecuada de nuestro cerebro.
  • Dar una respuesta neuromuscular aplicada a los mandos del vehículo, en segundos.

Agudeza visual

La agudeza visual representa el grado de actitud del ojo para reconocer objetos, y su medida determina el grado de desarrollo de la función visual. Viene determinada por la capacidad del ojo para percibir formas y detalles de los objetos.

La apreciación de la distancia no depende sólo del sentido de la vista, sino de su conjunción con la experiencia y el entrenamiento.

La visión con ambos ojos proporciona la sensación estereoscópica o de profundidad. Es fundamental en el tráfico, porque permite calcular la maniobra en función de la distancia a la que se encuentra el objeto percibido.

Visión nocturna

Conducir en la noche implica manejar el vehículo en condiciones que no son óptimas para la visión. De hecho, la proporción de accidentes mortales crece de forma notable durante la noche, entre otras cosas porque la agudeza visual se reduce un 70 por ciento, y el sentido de profundidad es 7 veces menor, es decir, se reduce nuestra capacidad para detectar objetos y su distancia. Por esto, por seguridad si vas a realizar algún viaje manejando, es preferible que lo realices con la luz del día.

¿Cuál es la velocidad adecuada al conducir para ver bien?

La velocidad es una de las causas más frecuentes de mortalidad en carretera, y es que, a mayor velocidad, más “rápido” se tendrá que ver. Mantener una velocidad entre los límites establecidos no es una decisión caprichosa ya que afecta a muchos elementos de la conducción, entre ellos como se ha dicho la visión, poniendo en peligro la seguridad al volante cuando la velocidad es excesiva.

Como ejemplo cabe decir que a una velocidad de unos 35 km/h el campo de visión es de 100 grados, pero si aumentamos la velocidad hasta los 100 km/h, este se reduce 30 grados.

La influencia del alcohol

Uno de los factores que más afectan a la visión es el alcohol. La ingestión de bebidas alcohólicas provoca un gran número de accidentes de tráfico, ya que por poco que se beba se generan efectos que afectan a la conducción:

o    Reduce la agudeza visual.
o    Puede causar visión doble.
o    Errores en el cálculo de distancias.
o    Reduce el campo visual.

 

Síguenos Facebook

       

       

        

 

        Síguenos

Óptica Pavía Segunda Generación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *