Artículos Blog

 

 

 

¿Sabes cuál es tu ojo dominante?

 

Si bien es preferible y más exacto que lo averigües con un oftalmólogo calificado, existen unas pequeñas pruebas caseras que te ayudarán a saber. ¿Pero para qué sirve este tipo de información? A continuación, te explicamos cuál es la función del ojo dominante y cómo detectarlo.

El cerebro tiene una habilidad llamada LATERALIDAD, que es la inclinación o preferencia por usar más una de las partes simétricas del cuerpo; esto igual aplica a aquellos órganos o extremidades que tenemos en pares, como las manos, los pies o los ojos. Esta preferencia es la que define con qué manos escribimos, con qué pie pateamos y con qué ojo enfocamos. Si eres gamer o te gusta el gotcha, saber cuál es tu ojo dominante te permitirá mejorar tu puntería y, por lo tanto, tu juego.

Muchos jugadores al no conocer esta información fallan en los tiros y la puntería, esto porque se tiene la creencia que, al ser diestro, el resto de nuestro cuerpo responderá como si fuera diestro. Esto puede ser cierto en algunos casos, pero muchas veces se puede ser diestro de las manos, pero patear mejor con la izquierda. Lo mismo sucede con los ojos; puedes ser diestro al escribir, pero tu ojo izquierdo es el dominante, así que al apuntar o tirar se falla pues la distancia percibida no es la correcta ya que fue calculada con el ojo sensorial y no con el dominante.

 

Prueba para conocer tu ojo dominante

Una pequeña prueba que puedes hacer para saber cuál es tu ojo dominante, es la siguiente:

  1. Con tus manos forma un triángulo, tus pulgares deben ser la base.
  2. Estira tus brazos y enmarca un objeto que se encuentre aproximadamente a 2 metros de distancia.
  3. Cierra los ojos alternadamente. Con uno de los ojos el objeto saldrá del triángulo y con el otro se quedará adentro. El ojo con el que el objeto se quede en el triángulo será tu ojo dominante.

Puede suceder que con ambos ojos el objeto se quede dentro del triángulo, a esto se le llama lateralidad cruzada (cuando no se tiene preferencia por un lado, se puede utilizar ambos). Existen otros factores que intervienen como el lugar desde donde se tira, la forma de apuntar o la práctica, pero definitivamente saber cuál es tu ojo dominante te ayudará a mejorar en estos otros factores.

Esta información es valiosa al momento del diagnóstico y tratamiento de enfermedades oculares, pues el ojo dominante es diferente al sensorial. Si tienes dudas no dudes en comunicarte con nosotros.

En Ópticas Pavía Segunda Generación buscamos tu salud.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *