Artículos Blog

 

 

¿Por qué no se oscurece nuestra vista cuando parpadeamos?

Parpadeamos

Parpadear es una función tan simple y natural que no es algo que controlemos o tengamos pendiente por hacer, es una función de nuestro cuerpo que hacemos en automático. Pero, ¿has notado que cuando parpadeamos nuestra vista no se ve afectada?

El sistema nervioso le permite a una persona parpadear para evitar que sustancias peligrosas entren a sus ojos. Durante el transcurso normal del día, una persona parpadea en promedio 15 veces por minuto para mantener los ojos saludables. Las glándulas lagrimales brindan a los ojos un líquido lubricante. El párpado distribuye el líquido de la glándula lagrimal por todo el ojo. Parpadear también protege los ojos contra objetos externos.

En circunstancias normales, parpadeamos aproximadamente cada 5 segundos. Suponiendo que el individuo esté despierto 16 horas al día, parpadearía unas 11,500 veces cada jornada. Es decir, 4,2 millones de veces al año. Haciendo uso de las matemáticas y los cálculos, en total pasamos un 10% del día con los ojos cerrados sin darnos cuenta y sin que esto nos afecte.

Pero no parpadeamos a la misma velocidad todo el tiempo, sino que la velocidad de parpadeo se ajusta a la actividad que estamos desarrollando.  Mientras leemos, la frecuencia de parpadeo es de unas 15 ó 20 veces por minuto, mientras que cuando estamos mirando al ordenador, parpadeamos menos de 5 veces por minuto porque nos concentramos en la pantalla, lo que puede provocar sequedad ocular.

Al parpadear, nuestros ojos retroceden, pero al abrirlos, no siempre regresan exactamente al mismo lugar. Este cambio de posición hace que los músculos oculares realineen la visión, lo que nos ayuda a mantener el enfoque.

Una consecuencia interesante de esto es que nuestra visión no se oscurece o se vuelve borrosa. Aunque este mecanismo mantiene nuestra visión diaria fluida, sin él, todo parecería agitado y de alguna forma errático.

Ahora ya sabes el por qué, y podemos entender mejor el proceso del parpadeo.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *