Artículos Blog

¿Qué es el “ojo vago” o ambliopía?

¿Qué es el “ojo vago” o ambliopía?

Qué es el ojo vago o ambliopía

El ojo vago o ambliopía es la disminución de la capacidad visual de un ojo, que no se ha desarrollado normalmente durante la infancia.

El ojo vago o ambliopía se produce cuando, sin existir ninguna alteración en las estructuras del ojo, se manifiesta una disminución de la agudeza visual debido a diferentes causas. Es decir que la agudeza visual del ojo que se considera ambliope o vago no llega al 100% de su capacidad aun utilizando la mejor corrección óptica.

Esta condición suele pasar desapercibida para los padres, por los pocos síntomas que causa. Afecta a un 4% de niños y es curable si se diagnostica y trata precozmente, antes de los 7-9 años de edad. En caso contrario puede generar unos defectos visuales irreversibles. De ahí la importancia de realizar revisiones oftalmológicas periódicas a los niños desde una edad muy temprana.

¿Cuáles son los síntomas de la ambliopía?

Generalmente, si el niño ve bien con el otro ojo, se desenvuelve con normalidad, pero se puede observar lo siguiente:

  • Se acerca las cosas a la cara más de lo normal para mirarlas.
  • Gira ligeramente la cabeza hacia el lado del ojo con visión normal, para enfocar.
  • Desvía el ojo con baja visión.
  • Le cuesta distinguir detalles de lejos.

¿Cuáles son las causas del ojo vago?

  • El estrabismo; que genera que mientras el ojo bueno mira una imagen, el ojo desviado mira hacia otra imagen, y transmite esta otra imagen al cerebro, que no está interesado en ella, anulando la función del ojo desviado.  Este ojo detiene entonces su desarrollo visual.
  • Los defectos de refracción.
  • Raramente, enfermedades oculares más graves como la catarata, que impiden la llegada de la luz a la retina con normalidad.

¿Cuál es el tratamiento de la ambliopía?

El tratamiento es doble:

  • Corrección de su causa (estrabismo, defecto de refracción, …)
  • Forzar al ojo vago a que haga su función, anulando la visión del ojo sano. Generalmente esto se consigue ocluyendo el ojo sano con un parche durante un período de tiempo que dependerá del grado de ambliopía y de la edad del niño.

Es muy importante corregir este defecto visual a tiempo, ya que, si se deja pasar, el paciente puede llegar a perder completamente la visión del ojo que no utiliza. Los pacientes tratados de ambliopía suelen recuperar la visión totalmente y desarrollan su vida con normalidad.

 

Síguenos Facebook

       

     

       

       

        Síguenos

Óptica Pavía Segunda Generación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *