Artículos Blog

Por qué no debemos frotarnos los ojos

¿Por qué no debemos frotarnos los ojos?

Frotarse los ojos

Cuando nos frotamos los ojos nos da un alivio placentero, sobre todo cuando tenemos vista cansada, ardor o comezón. Aunque esto nos alivia por un momento trae consecuencias dañinas para nuestros ojos.

Al frotarnos los ojos, los lubricamos porque estimulamos la producción de lágrimas. Esto nos hace sentir una calma temporal y acabar con la sensación de arenilla.

Cuando hay molestia en los ojos, lo mejor que podemos hacer, es cerrar y abrir el párpado.

 

Te presentamos cuales son las complicaciones que se nos pueden presentar por frotarnos los ojos:

1. Deformidad de la córnea

Frotarnos, intensa y continuamente, los ojos contribuyen al desarrollo de queratocono, una afección que altera la estructura interna de la córnea, es decir, la deforma.

Aunque no causa ceguera, la visión disminuye significativamente; si no se trata a tiempo puede progresar, adelgazar la córnea y hasta formar cicatrices

2. Infecciones

Tallarse los ojos con las manos llega a provocar infecciones, como conjuntivitis u orzuelo, ya que en nuestras manos encontramos diferentes tipos de bacterias y gérmenes debido al contacto con numerosos objetos.

La blefaritis es una infección en la orilla de los párpados que se da por tocarse los ojos con las manos sucias que causa una sensación de arenilla y ardor en el nacimiento de las pestañas.

3. Lesiones

Al frotar hacia fuera puede rayar y dañar permanentemente la córnea. Si la picazón es causada por alergias, el roce puede liberar alérgenos alrededor de los ojos y hacer que la sensación de picor empeore.

4. Ojos rojos

Frotarse los ojos puede causar estragos en su apariencia. Los vasos sanguíneos se llegan a romper, lo que resulta en los ojos rojos e irritados. Con el tiempo, esto puede dar a la mirada un aspecto de cansancio y oscurecimiento alrededor de los ojos.

5. Aparición de línea de expresión

Alrededor de los ojos es la zona más delgada y sensible de la cara. Dado que no existen glándulas sebáceas, el repetido frote puede causar que la piel se estire, generando finas líneas de expresión. Cuanto más se frotas, más se estira.

Para las personas que sufren miopía o glaucoma, tallarse los ojos puede empeorar su visión, ya que al hacerlo se ejerce mayor presión sobre el ojo y se reduce el flujo sanguíneo.

 

Recuerda

Debemos tener especial cuidado al despertar, ya que puede ser peligroso para la córnea, que puede estar inflamada por el exceso de líquido como resultado de niveles bajos de oxígeno durante la noche.

Por lo tanto, no hay razón para frotarlos, lo mejor es usar gotas lubricantes prescritas por un oftalmólogo. En caso de persistir las molestias, acudir con el especialista.

 

 

¿Ya conocías esta información? Compártela si te gustó.

        Síguenos Facebook

       

     

       

        Síguenos

Óptica Pavía Segunda Generación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *