Artículos Blog

 

Los ritmos circadianos y la salud ocular

Los ritmos circadianos y la salud ocular

La falta de sueño es uno de los problemas que más aqueja a las personas en la actualidad. El ritmo frenético de la vida moderna y la conexión permanente a los aparatos tecnológicos han sido el caldo de cultivo para varios trastornos del sueño, entre ellos el insomnio. En esto influye mucho la iluminación de los espacios interiores donde la gente pasa la mayor parte de su tiempo, ya sea en la oficina o en la casa. Por eso ahora se están construyendo residencias con tecnología de punta que se ajustan a los ritmos circadianos. Los ritmos circadianos y la salud ocular, están estrechamente relacionados entre sí.

La luz es el mayor estímulo que influye en los ritmos circadianos, los cuales obedecen no solo a factores naturales del organismo sino también a señales del ambiente. De igual forma, el aire que se respira en espacios cerrados por lo general está lleno de bacterias que se van acumulando y esto afecta no solo los pulmones sino a todos los sistemas del cuerpo. Por eso, con miras al futuro, el sector inmobiliario está pensando en diseñar, construir e instalar apartamentos, oficinas e incluso salones de clase que se ajusten a las necesidades del cuerpo. Este tipo de residencias son conocidas como Wellness residences (residencias para el bienestar), cuyo diseño, construcción e instalaciones se ajusta a las necesidades del cuerpo.

Hay un pequeño nervio en el ojo que no tiene nada que ver con la visión pero sí ayuda a diferenciar la luz de la oscuridad y participa en la producción de hormonas, ya sea para dormir o estar activos. Este transmite la información visual desde la retina hasta el cerebro, específicamente al núcleo supraquiasmático (NSQ), situado en el hipotálamo y encargado de regular los ritmos circadianos mediante la secreción de melatonina, la llamada hormona del sueño.

La secreción de melatonina aumenta la noche y disminuye con la luz solar. El problema es que la luz artificial de los espacios cerrados y las pantallas luminosas de computadores, televisores y celulares, engañan al cerebro y la información que se transmite hacia el NSQ es la de no secretar melatonina. Por eso surgen los trastornos del sueño.

¿Porqué son tan importantes los ritmos circadianos?

 

Hay dos tipos de luz: azules y amarillas. Si las personas están expuestas a la luz azul y muy incandescente, pueden afectar los ritmos circadianos y la salud ocular. En cambio una luz suave y amarilla es mucho mejor para la digestión y prepara a la persona para dormir. “Así que la luz es medicina”, dice Chopra.

Para tener un buen descanso es recomendable apagar cualquier dispositivo electrónico media hora antes de dormir.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *