Artículos Blog

Los lentes de farmacia no son recomendables

Los lentes de farmacia no son recomendables

lentes-de-farmacia

 

Los lentes de farmacia, lentes de vista cansada, o de lectura pre montadas baratas, son adecuados exclusivamente para su uso al leer como lente auxiliar o de emergencia para ciertas graduaciones de vista cansada sin astigmatismo.

Los lentes de farmacia baratas son una solución rápida y económica pero mala para tu Salud Visual. Cuando las personas empiezan a tener presbicia o vista cansada y necesitan gafas para leer no lo quieren aceptar, de ahí que en la mayoría de los casos evitan usarlas hasta que no les queda más remedio.

Cuando la necesidad les obliga a buscar una solución, debido a la falta de información, inexperiencia, o por un mal consejo de un amigo o familiar, optan por la solución más rápida y barata, así que deciden ir a comprar directamente unas gafas para leer a la farmacia con las que esperan leer más o menos bien.

Cuando empiezas a notar que te cuesta enfocar las letras cuando quieres leer el periódico, ver el móvil o una composición de un producto del supermercado, uno mismo no se preocupa por esto y piensa que solo por leer las letras chiquitas lo más sencillo es comprar estos lentes que mencionamos, es mejor visitar a un optometrista u oftalmólogo, muchas veces no sabemos que nuestra vista puede mejorar increíblemente con unos nuevos lentes porque por mucho tiempo nos hemos “acostumbrado” a ver mal.

Si no sabes la graduación exacta no compres ningún lente. Antes de plantearte comprar unos lentes de lectura es imprescindible conocer la graduación o prescripción exacta. Para ello tienes que acudir al optometrista o al oftalmólogo que además detectarán si tienes alguna alteración de salud visual que no sea de la graduación.

¿Porqué no es recomendable usar este tipo de lentes?

Si ya conoces tu receta o graduación, te mostramos estas razones por las que no es recomendable usar este tipo de lentes de vista cansada estándar:

Tienen lentes convergentes tipo lupa con una calidad óptica deficiente y con distorsiones que a mayor graduación son más acentuadas por usar un proceso de fabricación muy barato totalmente diferente a las de las lentes talladas de las gafas graduadas a medida.

1.-Este tipo de lentes de lectura tienen unas graduaciones estándar de presbicia o vista cansada que oscilan entre 1dioptría y 3,5 dioptrías en incrementos de 0,5  (+1,00 a +3,5  Dp). Como las tolerancias en este tipo de gafas son bastante grandes muchas veces no coinciden exactamente lo que dicen con la graduación de las lentes.

2.-Si tienes astigmatismo en alguno de los ojos o no tienes la misma graduación de dioptrías de vista cansada en ambos ojos los lentes de vista cansada son una opción totalmente desaconsejable incluso para uso ocasional.

3.-Cada persona tiene una distancia interpupilar diferente y hay que medirla con precisión (en la óptica) para que el centro óptico de la lente de cada ojo coincida en el centro de la pupila.

4.-Tratamiento anti reflejante inexistente. El tratamiento anti reflejante es imprescindible para cualquier lente porque la calidad óptica mejora muchísimo y evita casi totalmente los reflejos producidos por las luces artificiales. Si quieres tener lentes de leer con tratamiento anti reflejante tendrás que hacerlos a tu medida y con la ventaja que llevan incluido casi siempre otros tratamientos muy importantes como el endurecido y el tratamiento anti electrostático.

 

¿Ya conocías esta información? Compártela si te gustó.

        Síguenos Facebook

       

     

       

        Síguenos

Óptica Pavía Segunda Generación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *