Artículos Blog

 

Disfruta de la lectura con lentes progresivos

Lentes progresivos

Los lentes progresivos son la mejor solución para la presbicia o vista cansada, un error refractivo que aparece en torno a los 45 años y que se debe a pérdida de flexibilidad y transparencia del cristalino, una lente natural del ojo, responsable de llevar a cabo el enfoque en el plano cercano.

Esta condición está relacionada con el proceso degenerativo del ser humano, por lo que no es posible prevenirla.
Uno de los principales factores que provoca la presbicia, es la dificultad para leer textos pequeños y ver objetos cercanos.
Los síntomas se manifiestan con dolores de cabeza y cansancio de la vista.

A partir de cierta edad, todas las personas desarrollan vista cansada o presbicia: el ojo ya no puede enfocar a diferentes distancias. Las gafas progresivas te permiten volver a ver nítidamente en todas las distancias. Todo en un solo par de gafas.

Los lentes progresivos son ideales para personas que sufren de presbicia combinada con algún otro tipo de defecto visual, como miopía, hipermetropía o astigmatismo, porque corrigen todo con las mismas lentes. Por supuesto, también las pueden usar personas que tienen presbicia solamente.

Las gafas progresivas, y concretamente sus lentes, están diseñadas para que puedas ver de lejos, de cerca y en distancias intermedias.

Ventajas de los lentes progresivos

Los lentes progresivos tienen muchos detalles positivos como:

    • Son ideales para realizar tus actividades diarias disfrutando de un mayor confort visual.
    • En un solo anteojo tienes las lentes adecuadas para ver a toda distancia.
    • ¡Es muy cómodo tener un solo par de anteojos para ver de lejos y de cerca!
    • Tu visión mejora considerablemente y tienes alta resolución en cualquier momento
    • Los diseños de las lentes ya no tienen divisiones, de manera que se ven muy naturales y si además escoges un armazón “cool” todo mejora.
    • También pueden estar polarizadas para protegerte de los rayos UV

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *