Artículos Blog

 

 

¿Qué factores determinan el color de nuestros ojos?

El color de nuestros ojos

El color de nuestros ojos depende principalmente de la cantidad de pigmento que tengamos y a este pigmento se le llama melanina. Cuanta más melanina esté presente más oscuros serán y cuanto menos serán más claros. La melanina es el pigmento protector que determina el color de nuestros ojos al igual que sucede con los diferentes tonos de nuestra piel.

El color de nuestros ojos, como el azul y el verde son producidos por pequeñas cantidades de melanina en los ojos en forma de partículas muy pequeñas que dispersan la luz, al igual que las pequeñas partículas de la luz del cielo que permiten que se vea de color azul. Lógicamente en los casos de ojos marrones la cantidad de melanina es mucho mayor.

 

¿Cómo se determina el color de los ojos por genética?

A nivel genético estamos acostumbrados a generalizar que los ojos de color marrón son más comunes y los azules o verdes son de cierta manera más extraños. 

Los padres tienen cada uno dos genes diferentes en cada cromosoma que afectan al color de los ojos. Así que existen múltiples posibilidades.

El color de ojos está determinado por variaciones en los genes de las personas. Muchos de los genes asociados con el color de ojos están involucrados en la producción, transporte o almacenamiento de un pigmento llamado melanina. El color de ojos es directamente proporcional a la cantidad y calidad de la melanina en las capas frontales del iris.

El color de nuestros ojos también puede cambiar con la edad. Los niños nacen generalmente con los ojos muy claros y a medida que van creciendo el color varía. A los 3 años la pigmentación suele haber terminado y el color de ojos que tengan se mantendrá ya estable. En personas adultas se suelen producir pequeños cambios de color sobre todo en mezclas de colores marrón y verde que se suelen oscurecer con la edad.

 

¿Cuáles son los colores de ojos más frecuentes?

  • Ojos marrones: es el color más común en la raza humana. Poseen una gran cantidad de melanina repartida de forma más o menos uniforme, según la tonalidad, por toda la capa epitelial. Están vinculados a color de pelo castaño o negro y a una piel morena.
  • Ojos negros: en realidad es un color marrón muy oscuro. Los verdaderos ojos negros, corresponden a una enfermedad denominada anhiridia (iris incipiente o que no ha llegado a desarrollarse).
  • Ojos color miel: es un color intermedio entre el marrón claro y el verde. Suele ser típico de determinados países europeos.
  • Ojos verdes: menor cantidades de melanina repartida de forma más o menos uniforme. Puede estar asociado a color de pelo rubio, castaño o pelirrojo.
  • Ojos azules: la cantidad de melanina no es excesiva. Su distribución por países es muy variable, siendo más frecuente en los europeos del norte. Es el color de ojo más propenso a enfermedades oculares.
  • Ojos grises: es la gama de color que posee menos melanina.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *