Artículos Blog

 

 

Examen de la vista en bebes y niños

examen de la vista

El examen de la vista es una forma muy importante de identificar problemas de visión. Durante un examen, el médico busca enfermedades de los ojos y revisa para determinar si los ojos están funcionando correctamente. Los niños con antecedentes familiares de problemas de visión en la infancia tienen más probabilidades de sufrir problemas de visión.

La buena visión es clave para el desarrollo físico de un niño, para su éxito escolar y su bienestar general. El sistema óptico no está plenamente desarrollado en los bebés ni en los niños pequeños y se requiere un insumo equilibrado de ambos ojos para que los centros de visión del cerebro se desarrollen normalmente. Si los ojos de un niño pequeño no pueden enviar imágenes claras al cerebro, su visión se puede ver afectada de formas que no podrán ser corregidas más adelante en la vida. Pero si los problemas se detectan lo suficientemente pronto, suele ser posible tratarlos con éxito.

¿Cuándo y cómo se debe hacer dicha evaluación?

Es esencial examinar la visión de los niños al nacer y durante la infancia, la edad preescolar y los años escolares. Estas evaluaciones pueden ser realizadas por un pediatra, un médico de familia u otro proveedor de salud debidamente capacitado.

En los recién nacidos. Un oftalmólogo, un pediatra, un médico de familia u otro profesional de la salud debidamente capacitado debe examinar los ojos del recién nacido y realizar una prueba de reflejo rojo (un indicador básico de que los ojos son normales). Se debe prestar especial atención, si el bebé es prematuro o está en alto riesgo por problemas médicos debidos a otras causas, si tiene signos de anormalidades o tiene una historia familiar de trastornos serios de la visión en la niñez.

En los bebés. Se debe realizar un segundo examen de la vista por un oftalmólogo, un pediatra, un médico de familia u otro profesional de la salud debidamente capacitado durante un examen para determinar el buen estado de salud del bebé a los seis meses y al cumplir un año de edad.

En los preescolares. Entre los 3 y 3½ años, debe hacerse una evaluación de la visión y la alineación ocular del niño por parte de un pediatra, un médico de familia, un oftalmólogo, un optómetra o una persona capacitada en evaluación de la visión de niños de edad preescolar.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *