Artículos Blog

 

 

¿Cuál es el mejor material para los lentes de mis hijos?

Hoy en día, un porcentaje muy alto de niños necesita lentes. Los pequeñines de la casa podrían fijarse únicamente en los colores de moda, los personajes o las formas, pero la elección de lentes va más allá de esto, es necesario elegir unos que se adapten a las actividades diarias de nuestros hijos.

Algo a tener en cuenta, sería el tipo de material del que las monturas de los lentes están hechas, pues algunos niños podrían sufrir alergias o hasta heridas en la piel por el rose constante con los lentes. Otro punto a tener en cuenta sería si el niño practica algún deporte y de qué tipo, ya que escoger un material poco resistente podría provocar algún tipo de accidente.

Te presentamos los materiales para montura de lentes más comunes y los puntos que creemos debes tener en cuenta al considerarlos como opción para tus hijos:

Titanio: el material es ligero y amigable con todo tipo de piel. Es necesario cerciorarse de que la etiqueta indique “fabricado con titanio puro”.

Níquel: Suelen ser resistentes, pero algunos niños pueden sufrir alergias por el uso de este material.  

Acetato: es una opción creativa, liviana y con costo accesible. Existe una versión hipo alergénica hecha a base de nylon, que también son recomendables para deportes y actividades acuáticas.

Bambú: este tipo de lentes son amigables con el medio ambiente, pero no son recomendables para estar en contacto son sudor y agua. Son livianos, pero igual frágiles; no son los más adecuados para el uso en niños.

En el caso de los lentes, siempre será recomendable utilizar materiales orgánicos pues se adaptan más al ritmo de vida de los niños. Los lentes minerales son muy resistentes a las ralladuras, pero al ser de cristal son extremadamente pesados, tienen alta probabilidad de romperse, son poco cómodos y algún golpe o descuido podría herir los ojos de los pequeños.

En caso de que tu pequeño sea propenso a alergias, un recubrimiento adicional antialérgico minimizará el riesgo a algún tipo de reacción.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *