Artículos Blog

 

Consejos para el cuidado y limpieza de tus lentes

Consejos para el cuidado y limpieza de tus lentes

De poco sirve tener unos lentes bonitos y bien graduados si siempre están sucios, con los cristales rayados o no están bien centradas.

Este problema lo vemos a diario en las ópticas y tiene más trascendencia en la visión de lo parece.

Actualmente la inmensa mayoría de las lentes que se utilizan en los lentes graduados o de sol son de material orgánico, pero son muy delicados.

Te daremos algunos consejos para el cuidado y limpieza de tus lentes.

¿Cómo debo limpiar los cristales de los lentes?

La manera más simple y más eficaz limpiar nuestros lentes es usar agua y jabón neutro o de manos. Primero se colocan los cristales bajo la llave y se deja caer agua a poca presión sobre ellos. Luego aplicamos una pequeña cantidad de jabón frotando suavemente con las yemas de los dedos ambas caras de los cristales y después dejamos caer otro poco de agua para limpiarlos.

Finalmente se secan las lentes con un papel suave (higiénico suave o un pañuelo sin costuras). Debemos asegurarnos que la montura quede bien seca, en particular las partes metálicas, bisagras y tornillos para evitar que se oxiden o se atasquen. Este método es el más recomendable cuando hay arena o tierra adheridos a los cristales o a la montura, ya que cualquier otro método para limpiarlos puede rayarlos de modo irreversible.

Como no siempre tenemos jabón ni agua a la mano, existen otras opciones que funcionan muy bien siempre que no existan arenas o tierra adheridos a los cristales.

  • Utilizar el paño de microfibra que te deberían haber entregado cuando compraste tus lentes. Este paño se puede lavar (en lavadora incluso). Antes de usarlo debes comprobar que esté limpio para evitar provocar el efecto contrario al deseado.
  • Uso de Sprays específicos, que humedecen y facilitan la limpieza de los cristales, permitiendo además que se empañen menos porque tienen también un tratamiento anti empañamiento. Puedes conseguirlos en ópticas.
  • Usar toallitas húmedas específicas que se venden en ópticas. Hacen la misma función que usar un spray más un papel de microfibra. Tienen la ventaja de que siempre están en perfecto estado ya que se abre una para cada uso y la desventaja de que salen más caras.
  • Aparatos de limpieza por ultrasonidos que funcionan de maravilla y que se pueden utilizar también para relojes y algunos tipos de joyas.

 

¿Cómo debo sujetar mis lentes al limpiarlos?

Siempre debemos de sujetar la montura del lado del cristal que estamos limpiando, esto es porque si sujetas un lado y limpias el contrario, se hace mucha tensión en el puente de la gafa y podría romperse.

Con los lentes sin montura no sólo se puede romper el puente, sino que también se puede astillar el cristal, por eso es mejor que siempre agarres la montura del lado que estás limpiando el cristal.

limpiar_lentes

Esperamos te hayan sido útiles estos consejos para el cuidado y limpieza de tus lentes.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *