Artículos Blog

 

 

 

 

¿Como nos afecta el estrés en la vista?

¿Como nos afecta el estrés en la vista?

El estrés, provocado por las prisas y las muchas horas de trabajo, origina cambios químicos y hormonales en nuestro organismo que son la causa de muy diversas patologías. Dependiendo del grado de estrés y de otros factores individuales, las manifestaciones oftalmológicas pueden ser variadas.

Los síntomas que acusa la ansiedad en nuestro cuerpo son diversos, y también se ven manifestados en la visión. Temblor del ojo o inflamación acompañada de pesadez son el reflejo más común del estrés, que a veces puede ocasionar vista nublada e incluso pérdida momentánea de visión.

¿Como nos afecta el estrés en la vista? ¿Quién no ha sufrido alguna vez la molesta sensación de temblor ocular? En ocasiones, se presenta durante días y es motivo de preocupación.  Sin embargo, se trata de una alteración benigna que no presenta gravedad ocular. En realidad, no es el ojo en sí el que tiembla. El responsable del movimiento es el músculo de Müller, un pequeño músculo accesorio cuya función es la elevación del párpado,  que se activa ante cualquier situación de estrés. Además del nerviosismo, ciertos hábitos, como el consumo de nicotina o de cafeína en exceso, junto con escasez de horas de sueño, pueden propiciar la aparición del temblor.

Una manifestación del estrés, que no repercute en la visión, son las mioquimias. Muchas personas las describen como ”tics” y son provocados por el movimiento involuntario de los músculos de los párpados que origina temblores localizados alrededor de los ojos. Descansar correctamente y aplicar un suave masaje en la zona puede ayudar a eliminarlos.

La inflamación ocular

La inflamación ocular se trata de una respuesta al estrés que, por lo general, afecta a personas dentro de la franja de 20 a 50 años. En principio, un correcto descanso y disminución del estrés bastarían para aliviar este síntoma.

La inflamación suele presentarse asociada a la visión borrosa, que en casos más extremos de estrés permanente puede derivar en pérdida súbita de visión, también conocida como amaurosis, una forma de somatizar algún trauma o estrés intenso. Puede resultar muy alarmante, pero este tipo de pérdida de visión suele ser un síntoma transitorio.

Como todas las enfermedades derivadas del estrés, se recomienda llevar un ritmo de vida tranquilo, comer saludablemente, hacer ejercicio y un buen descanso. Toda enfermedad o molestia se puede sobrellevar con la solución oportuna de esta misma.

 

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *