Artículos Blog

 

¿Cómo afecta el estrés a la salud ocular?

el estrés a la salud ocular

El estrés afecta a la salud ocular de muy diversas maneras, ya que genera una gran exigencia orgánica, e incluso puede hacerse notar en los ojos. En general, las formas más comunes en las que se presenta el estrés en los ojos son temblor de ojos e inflamación, aunque también se pueden producir casos de pérdida súbita de la visión.
Los temblores de ojos no suelen corresponder a un movimiento del ojo en sí, sino que se producen en un pequeño músculo, que es uno de los que sirve para elevar el párpado, el músculo de Müller. Este músculo, cuyo funcionamiento está controlado por el sistema nervioso simpático, actúa de forma involuntaria y se puede activar en situaciones de estrés en las que liberamos mucha adrenalina. A parte de la molestia, este temblor en el ojo no suele tener ningún efecto sobre la visión y, por eso, no existe un tratamiento oftalmológico concreto para frenarlo.

Algunos de estos problemas que afectan directamente sobre nuestra salud visual tienen una relación directa con nuestro estado anímico. Esto se debe en parte a las excesivas horas en el trabajo y otros factores sociales que pueden intervenir.

Entre las alteraciones en la visión por ansiedad o estrés están la sensibilidad a la luz, la visión borrosa o los flashes. Éstos son algunos problemas de visión por estrés que, si no son tratados a tiempo, pueden ir en aumento.

Síntomas que indican problemas de visión por estrés

Visión borrosa por ansiedad o estrés

Cuando el ojo no enfoca bien, hace que todo lo que ocurra alrededor se vea borroso. ¿Por qué sucede la visión borrosa por ansiedad o estrés?

Los estados de nerviosismo hacen que aumente la presión arterial y la hiperventilación del organismo. Ésto es incluso un síntoma en ocasiones de un posible desmayo.

Túnel de visión

En muchos momentos se puede sentir que sólo se ve aquello a lo que se mira directamente, percibiendo un túnel de visión que no nos permite ver a los lados. Ésto ocurre cuando el cuerpo considera que está ante un posible peligro y la vista sólo dejar ver aquello que considera más importante.

Flashes de luz

Este síntoma ocurre acompañado de la sensibilidad a la luz. Corresponde con el intento del ojo por adaptarse cuando se ve expuesto a un exceso de luz. Suele ocurrir cuando se está nervioso o haciendo ejercicio, alertando así de la aceleración en el ritmo cardíaco o de una posible deshidratación.

Ante el acelerado ritmo laboral que llevamos es difícil aprender a desconectar fuera de la jornada de trabajo. Ésto puede influir directamente en estado de ánimo y por tanto en nuestra salud visual.

No ayuda tampoco que hoy en día estemos tan conectados a los smartphones o tablets que agravan el esfuerzo visual que hacen nuestros ojos. Por tanto, si este es su caso o ha notado algunos de los síntomas mencionados no dudes en acudir a un oftalmólogo.

Es importante estar atentos a estos síntomas y padecimientos, visitas periódicas al oftalmólogo pueden evitar estos problemas. Debemos de cuidar de nuestra salud visual.

Si quieres consultar otros artículos sobre la salud ocular puedes hacer clic en el botón de abajo.

Artículos del blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *