Artículos Blog

Accidentes que sufren nuestros lentes

Accidentes que sufren nuestros lentes

Accidentes que sufren nuestros lentes

Cuando tenemos nuestros lentes no siempre les damos el cuidado que deberíamos darles. Como consecuencia, estos se quiebran, se rompen o rayan sus cristales.

Algunos accidentes que podemos tener con nuestros lentes son:

Lentes rotos

Esto puede pasar por falta de cuidado al tomar nuestros lentes, ya sea que a veces tenemos mucha prisa y los agarramos como sea, o se nos caen, o sin darnos cuenta nos sentamos sobre ellos y los rompemos.

Así como hay algunos daños que son reparables, hay algunos que no lo son y afectarán tu salud visual, sin mencionar que también resta a la estética de tu imagen.

Te recomendamos traer tus lentes dañados para ver qué podemos hacer por ellos.

Un tornillo perdido

Suele suceder que se cae algún tornillo que sostiene las varillas de los lentes, o tal vez que se pueda perder. Este tipo de accidentes suele suceder cuando el uso que le damos a nuestros lentes es tosco y descuidado, haciendo que la montura ceda ante este tipo de tratos y los tornillos se aflojen.

Rayaduras en tus cristales

Nuestros cristales son la pieza fundamental que acompaña la montura y nuestra salud visual. Por eso, debemos de proporcionar el mejor cuidado para que podamos mantenerlos en un estado óptimo. Guárdalos en un estuche rígido, limpialos con líquidos y paños especiales para evitar rayones.

Para evitar la mayoría de estos accidentes te recomendamos mantener tus lentes bien cuidados con estas recomendaciones:

 

  • Un estuche resistente y acolchado protegerá tus lentes perfectamente. Recuerda ponerlos siempre ahí, en vez de guardarlo en tu bolsillo sin ninguna protección.
  • Limpiar los lentes con un paño de microfibra, recuerda que de vez en cuando tienes que lavarlo, ya que, si está sucio, en vez de limpiar los cristales puedes rayarlos.
  • Trata de limpiar siempre tus lentes cuando estén húmedos, si no tienes un líquido especial para limpiarlos, también puedes usar agua.
  • Evita colocar tus lentes sobre tu cabeza después de usarlos. Con esto puedes deteriorar los tornillos de las varillas.
  • Debemos guardar especial cuidado de donde dejamos los lentes, muchas veces los dejamos en lugares convencionales y podemos tirarlos o causarles algún daño.

 

Síguenos Facebook

       

     

       

       

        Síguenos

Óptica Pavía Segunda Generación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *